987 213 192 693 793 528 info@cjboscoleon.org
SOMOS

El Centro Juvenil Don Bosco de León es una comunidad de Educadores al servicio de la zona de Armunia – León que comenzó sus primeros proyectos en 1979, se constituyó como Asociación Juvenil en 1980 y en la actualidad se presenta como lugar de encuentro y alternativa al ocio y tiempo libre en nuestro barrio. En 1988 se constituye como Entidad Prestadora de Servicios Sociales con el fin de ofrecer un servicio de prevención, acompañamiento, animación juvenil, no sólo a la población de la zona sino a todo aquel que requiera de sus servicios.
Es también miembro de la Federación de Centros Juveniles Don Bosco de Castilla y León, de la Plataforma del Voluntariado de León, del Consejo de la Juventud de León, del Consejo de Pastoral Parroquia de Armunia y del Consejo Municipal para la Infancia y Adolescencia de León.
Ven a divertirte con nosotros, porque, como decía Don Bosco:

Entre vosotros jóvenes, es donde me encuentro bien

IDENTIDAD

El Centro Juvenil Don Bosco de León es una comunidad de Educadores al servicio de la zona de Armunia – León que comenzó sus primeros proyectos en 1979, se constituyó como Asociación Juvenil en 1980 y en la actualidad se presenta como lugar de encuentro y alternativa al ocio y tiempo libre en nuestro barrio. En 1988 se constituye como Entidad Prestadora de Servicios Sociales con el fin de ofrecer un servicio de prevención, acompañamiento, animación juvenil, no sólo a la población de la zona sino a todo aquel que requiera de sus servicios.

Es también miembro de la Federación de Centros Juveniles Don Bosco de Castilla y León, de la Plataforma del Voluntariado de León, del Consejo de la Juventud de León, del Consejo de Pastoral Parroquia de Armunia y del Consejo Municipal para la Infancia y Adolescencia de León.

  1. Finalidad del Centro Juvenil: 
  • Fomentar el asociacionismo juvenil y el protagonismo de los propios niños/as, adolescentes y jóvenes en las actividades.
  • Crear un espacio de educación desde el tiempo libre, fomentando valores humanos como la tolerancia, el respeto,… prestando servicios para una mejor calidad de vida infantil y juvenil: Información, recursos, actividades educativas y sociales, tiempo libre…
  • Ofrecer a los niños/as, adolescentes y jóvenes un espacio, un lugar de acogida que recoja sus necesidades y promueva el intercambio de inquietudes y experiencias, así como su formación integral en un ambiente alegre, acogedor y festivo, mediante el trabajo educativo en el tiempo libre según el estilo de Don Bosco.
  • Posibilitar el acceso de los niños/as, adolescentes y jóvenes a una oferta amplia de tipo sociocultural.
  • Llevar a cabo proyectos de desarrollo sociocultural e intervención socioeducativa para niños/as y jóvenes dentro de nuestro ámbito de actuación.
  • Favorecer programas de sensibilización, información, orientación y formación del voluntariado juvenil.
  1. Opciones educativas:
  • Ofrecer un servicio cualificado de prevención y educación en el tiempo libre. Para ello potenciamos el servicio social de integración de niños/as, adolescentes y jóvenes.
  • Asume la Propuesta Educativa de los Centros Juveniles Salesianos, como espacios de animación de la cultura juvenil y popular y de intervención socioeducativa en una zona. Se inspira en la experiencia educativa de Don Bosco, que es integral, activa y liberadora, abarcando a toda la persona del niño/a, adolescente y joven, capacitándoles para ser protagonistas de su propio crecimiento.
  • Unifica en un mismo proceso, la promoción social, la animación del tiempo libre y la maduración humana y cristiana, desde la educación en valores como la solidaridad, la paz, la justicia, el cuidado del medio ambiente, la salud, la igualdad sin discriminaciones de ningún tipo y la tolerancia.
  • Asimismo, se plantea seriamente el Itinerario de Educación en la Fe, dentro del Plan de Pastoral Unitaria, entre nuestro Centro Juvenil y la Parroquia de San Martín, de Armunia.
  1. Nuestra Filosofía:
  • El Centro Juvenil (esto quiere decir todas las salas, actividades, grupos, dinero, relaciones con las personas, el barrio, las entidades,…) lo CONSTRUIMOS todos/as y todos/as respondemos de él.
  • En nuestro Centro Juvenil son imprescindibles las BUENAS RELACIONES personales, hay claridad en la relación con todos/as, hay sinceridad, y se respeta a todo el mundo. Construimos también, cuando las cuestiones se hablan como adultos, cara a cara resolviendo rápido las diferencias que pueda haber.
  • Los animadores/as, lo son 24 horas al día, 365 días al año. Es decir, las actitudes y pensamiento que intentamos introducir en nuestros grupos para construir una sociedad mejor, tienen que estar presentes y ser asumidos por nosotros en nuestras vidas.
  • Es importante aceptar y distinguir las diferentes vinculaciones al Centro Juvenil:

Coordinador/a:

Es aquel animador/a que se encarga de coordinar las actividades que se realizan en su programa concreto, animando y apoyando a su equipo de animadores. Pertenece al Equipo Directivo del C.J., donde representa a su grupo, sus iniciativas y preocupaciones, y se responsabiliza de las decisiones que se tomen en éste, siendo enlace y referencia entre los animadores/as.

Animador/a:

Es aquella persona, mayor de edad, que sintoniza o vive el estilo salesiano de animación más allá de los momentos grupales; comprometido a llevar a cabo la Propuesta Educativa del C.J.; asumiendo los compromisos de formación y dedicación que supone esta tarea,…, y opta libremente por la animación como un estilo de vida comprometido socialmente, como un servicio importante y no como entretenimiento de unos años jóvenes.

Pre-Animador/a:

Es aquella persona que reúne los requisitos para ser animador, y que manifiesta su interés por iniciarse en la animación.

Colaborador/a:

Es aquella persona que trabaja de forma puntual, más o menos estable, en el C.J., colaborando con el Equipo de Animación, cuyo compromiso es menor.

OBJETIVOS

OBJETIVO GENERAL

COMPARTIENDO EL ESPÍRITU DE FAMILIA, PROMOVEMOS LA VIDA QUE NACE DEL EVANGELIO EN NUESTRO CENTRO JUVENIL.

 

OBJETIVOS ESPECÍFICOS Y LÍNEAS DE ACCIÓN

1.Promover la calidad educativo-pastoral de nuestras intervenciones, con una propuesta de educación integral.

Potenciando la opción cristiana de frontera también desde una educación a la fe proponiendo itinerarios diversificados.

Promoviendo alguna experiencia de primer anuncio.

2.Cuidar la formación de animadores/as y la propuesta de la fe desde el primer anuncio hasta el compromiso cristiano.

Dando a conocer el nuevo Itinerario de Educación en la Fe y desarrollándolo en colaboración con el resto de ambientes de la casa.

Asegurando la presencia de jóvenes en los distintos niveles de participación (local, inspectorial, federativo).

Asumiendo criterios comunes de identidad en este ambiente desde la aceptación de la documentación común como la Propuesta Educativa de los Oratorios y Centros Juveniles y el nuevo cuadro de referencia de la Pastoral Juvenil Salesiana.

3.Potenciar el testimonio y corresponsabilidad de toda la Comunidad Educativa Pastoral del Centro Juvenil.

Haciendo del Centro Juvenil una verdadera comunidad educativa-pastoral (CEP) con una fuerte identidad salesiana y dinámica formativa.

Potenciando el acompañamiento personal con fuertes experiencias de vida cristiana y compromiso.

Desarrollando el Plan de Acompañamiento del Centro Juvenil.

4.Fomentar una intervención educativo-pastoral atenta a las periferias y a los jóvenes más necesitados en los distintos contextos de nuestro centro juvenil.

Intensificando y continuando la búsqueda de respuestas creativas ante las problemáticas actuales de la juventud.

Fomentar una intervención educativo-pastoral atenta a las periferias y a los jóvenes más necesitados en los distintos contextos de nuestro centro juvenil.

Abriendo nuestras actividades y programas al barrio.

5.Dar una respuesta creativa de nuestro Sistema Preventivo a las distintas necesidades educativas que nos presenta la realidad social juvenil.

    • Participando en los distintos foros donde se reflexiona y se toman decisiones en torno a la realidad juvenil.
    • Activando y dinamizando los distintos espacios colegiados en el centro juvenil (grupos, comisiones, equipos, asambleas, juntas directivas…).
    • Activar canales digitales (medios sociales, emails, plataformas…) para la presencia en los “nuevos patios”.
    • Recuperando la “presencia animadora” como característica propia del Sistema Preventivo.
    • Formar la conciencia ciudadana y la cultura de participación desde el respeto a la diversidad.

6.Potenciar el trabajo con las familias como sujetos de la acción educativo-pastoral.

    • Iniciando la reflexión en la comunidad educativo-pastoral del centro juvenil sobre la “cultura del encuentro” y los cauces para la inclusión real de los chicos y sus familias, estableciendo iniciativas concretas.
    • Promoviendo diversos tipos de intervenciones con las familias, de acuerdo con su situación, necesidades y potencialidades.

Como animadores/as del Centro Juvenil Don Bosco de León, para garantizar el conocernos, el compartir, el comunicarnos, el madurar como personas y como cristianos/as…

COMPROMISOS MÍNIMOS EVALUABLES

NOS COMPROMETEMOS A:

  • Formar parte de un grupo cristiano propio de referencia para seguir madurando personal y activamente como creyentes.
  • Participar en la Formación Específica de cada grupo.
  • Participar en el encuentro de formación de animadores.
  • Participar en la Formación Inspectorial apropiada a su edad y proceso, junto con otras ofertas (Monitor de T.L., Coordinador de T.L., Monitor y Coordinador de Nivel, Monográficos,…)
  • Dedicar tiempo y energías a nuestra formación personal.
  • Potenciar todos y cada uno de nosotros encuentros informales.
  • Participar en las celebraciones y actividades conjuntas del Centro Juvenil, evitando una dedicación exclusiva y cerrada a nuestra actividad.