IDENTIDAD

El Centro Juvenil Don Bosco de León es una comunidad de Educadores al servicio de la zona de Armunia – León que comenzó sus primeros proyectos en 1979, se constituyó como Asociación Juvenil en 1980 y en la actualidad se presenta como lugar de encuentro y alternativa al ocio y tiempo libre en nuestro barrio. En 1988 se constituye como Entidad Prestadora de Servicios Sociales con el fin de ofrecer un servicio de prevención, acompañamiento, animación juvenil, no sólo a la población de la zona sino a todo aquel que requiera de sus servicios.

Es también miembro de la Federación de Centros Juveniles Don Bosco de Castilla y León, de la Plataforma del Voluntariado de León, del Consejo de la Juventud de León, del Consejo de Pastoral Parroquia de Armunia y del Consejo Municipal para la Infancia y Adolescencia de León.

  1. Finalidad del Centro Juvenil: 
  • Fomentar el asociacionismo juvenil y el protagonismo de los propios niños/as, adolescentes y jóvenes en las actividades.
  • Crear un espacio de educación desde el tiempo libre, fomentando valores humanos como la tolerancia, el respeto,… prestando servicios para una mejor calidad de vida infantil y juvenil: Información, recursos, actividades educativas y sociales, tiempo libre…
  • Ofrecer a los niños/as, adolescentes y jóvenes un espacio, un lugar de acogida que recoja sus necesidades y promueva el intercambio de inquietudes y experiencias, así como su formación integral en un ambiente alegre, acogedor y festivo, mediante el trabajo educativo en el tiempo libre según el estilo de Don Bosco.
  • Posibilitar el acceso de los niños/as, adolescentes y jóvenes a una oferta amplia de tipo sociocultural.
  • Llevar a cabo proyectos de desarrollo sociocultural e intervención socioeducativa para niños/as y jóvenes dentro de nuestro ámbito de actuación.
  • Favorecer programas de sensibilización, información, orientación y formación del voluntariado juvenil.
  1. Opciones educativas:
  • Ofrecer un servicio cualificado de prevención y educación en el tiempo libre. Para ello potenciamos el servicio social de integración de niños/as, adolescentes y jóvenes.
  • Asume la Propuesta Educativa de los Centros Juveniles Salesianos, como espacios de animación de la cultura juvenil y popular y de intervención socioeducativa en una zona. Se inspira en la experiencia educativa de Don Bosco, que es integral, activa y liberadora, abarcando a toda la persona del niño/a, adolescente y joven, capacitándoles para ser protagonistas de su propio crecimiento.
  • Unifica en un mismo proceso, la promoción social, la animación del tiempo libre y la maduración humana y cristiana, desde la educación en valores como la solidaridad, la paz, la justicia, el cuidado del medio ambiente, la salud, la igualdad sin discriminaciones de ningún tipo y la tolerancia.
  • Asimismo, se plantea seriamente el Itinerario de Educación en la Fe, dentro del Plan de Pastoral Unitaria, entre nuestro Centro Juvenil y la Parroquia de San Martín, de Armunia.
  1. Nuestra Filosofía:
  • El Centro Juvenil (esto quiere decir todas las salas, actividades, grupos, dinero, relaciones con las personas, el barrio, las entidades,…) lo CONSTRUIMOS todos/as y todos/as respondemos de él.
  • En nuestro Centro Juvenil son imprescindibles las BUENAS RELACIONES personales, hay claridad en la relación con todos/as, hay sinceridad, y se respeta a todo el mundo. Construimos también, cuando las cuestiones se hablan como adultos, cara a cara resolviendo rápido las diferencias que pueda haber.
  • Los animadores/as, lo son 24 horas al día, 365 días al año. Es decir, las actitudes y pensamiento que intentamos introducir en nuestros grupos para construir una sociedad mejor, tienen que estar presentes y ser asumidos por nosotros en nuestras vidas.
  • Es importante aceptar y distinguir las diferentes vinculaciones al Centro Juvenil:

Coordinador/a:

Es aquel animador/a que se encarga de coordinar las actividades que se realizan en su programa concreto, animando y apoyando a su equipo de animadores. Pertenece al Equipo Directivo del C.J., donde representa a su grupo, sus iniciativas y preocupaciones, y se responsabiliza de las decisiones que se tomen en éste, siendo enlace y referencia entre los animadores/as.

Animador/a:

Es aquella persona, mayor de edad, que sintoniza o vive el estilo salesiano de animación más allá de los momentos grupales; comprometido a llevar a cabo la Propuesta Educativa del C.J.; asumiendo los compromisos de formación y dedicación que supone esta tarea,…, y opta libremente por la animación como un estilo de vida comprometido socialmente, como un servicio importante y no como entretenimiento de unos años jóvenes.

Pre-Animador/a:

Es aquella persona que reúne los requisitos para ser animador, y que manifiesta su interés por iniciarse en la animación.

Colaborador/a:

Es aquella persona que trabaja de forma puntual, más o menos estable, en el C.J., colaborando con el Equipo de Animación, cuyo compromiso es menor.